• Ma Vi

Firmas digitales en Latinoamérica

En Latinoamérica, la adopción de la firma digital por parte de las empresas y otras entidades (por ejemplo, los gobiernos) se ha incrementado. Una de las razones es, claro, la pandemia, pero también la adaptación de la región a esta no-tan-nueva tecnología.


¿Desde cuándo existen las firmas digitales en Latinoamérica?


En 1998 el Mercosur impulsó el debate sobre la legislación de las firmas digitales en la región. Los primeros países en adoptar la herramienta fueron Uruguay y Puerto Rico, ese mismo año. Luego les siguieron Colombia, México, Perú y así sucesivamente, hasta llegar a casi todos los países de la región.


Sin embargo, no todos los países implementaron al 100% la herramienta. Este es el caso de Argentina, donde aunque fue uno de los primeros en implementar y regular el uso de la firma digital, recién en 2014 extendió la autorización de su uso a todo el sector privado. Anteriormente, esta herramienta solo era válida para el sector público y empresas privadas de recursos humanos.


Por otro lado, Chile es uno de los países más avanzados en este aspecto. En Chile la legislación permite suscribir toda clase de documentos utilizando una firma digital. Tributarios, contratos de arrendamiento, con organismos estatales, creación de empresas, entre otros.


Incluso, hoy en día se utiliza la firma digital en las transacciones comerciales, como ser las exportaciones, entre países. Al ser la misma validez legal que una firma manuscrita, su uso se ha vuelto mucho más habitual.





Expansión de la firma digital en Latinoamérica


La expansión de esta herramienta se debe a muchos motivos. Uno de ellos es, claro, la pandemia. Es decir, con el advenimiento de la pandemia, la posibilidad de trasladarse de una ciudad a la otra solamente para firmar un documento se volvió imposible. En estos casos, la firma digital se hizo imprescindible. Pero además de los beneficios respecto al desplazamiento de las personas, esta herramienta conlleva también un beneficio que está relacionado con el ahorro, no solo de gastos, sino también de recursos naturales (papel), logística y almacenamiento.


Por otro lado, Latinoamérica es un gran proveedor de mano de obra en cuanto a software se trata. Por lo tanto, la región cuenta con más herramientas a la hora de integrar los software de firmas digitales con otros softwares o aplicaciones.


Dicho esto, te invitamos a empezar a utilizar Tu Firma Digital y unirte al cambio y expansión de Latinoamérica.





19 visualizaciones0 comentarios